Análisis de riesgos

Dentro de las empresas, la posibilidad de ocurrencia de incidentes relacionados con la seguridad, tanto de las personas, como de los activos y del negocio mismo, es algo que no puede dejarse al azar.
Un adecuado análisis permite identificar y clasificar los riesgos de acuerdo con su probabilidad de ocurrencia y el impacto que los mismos podrían tener sobre la organización. Cualquier evento que pueda ser clasificado como de alta probabilidad de ocurrencia y alto impacto, debe ser detenidamente analizado, no solamente para prevenirlo, estableciendo los controles adecuados, sino para establecer planes de contingencia, que permitan actuar asertivamente, si se llegara a presentar. La mayoría de los casos de corrupción que ocurren al interior de las compañías, por ejemplo, son consecuencia de excesos de confianza y falta de controles que garanticen la correcta administración de los recursos; esa falta de controles es precisamente lo que crea las oportunidades que invitan a leales empleados, con necesidades crecientes, a cometer actos punibles, aprovechando la muy poca probabilidad que perciben de ser detectados.

Pero los riesgos son de muy diversa índole; existen riesgos físicos que podrían afectar directamente a los trabajadores y que se derivan principalmente de la operación de las plantas industriales y equipos, tales como ruido, temperatura, presión y la operación misma de la maquinaria; riegos químico por la inhalación de vapores y disolventes; riegos biológicos por contaminación; riesgos ergonómicos por deficientes condiciones de trabajo y riesgos psicológicos, como el estrés, por exceso de cargas laborales y presión.

Las instalaciones físicas de la empresa podrían verse afectadas por incendios, fenómenos naturales, sabotajes y hasta terrorismo. En cuanto a los procesos, las organizaciones pueden sufrir fallas en sus equipos por falta de mantenimiento y repuesto; todas las empresas enfrentan los típicos riegos derivados del uso de ordenadores, como son la pérdida, robo y alteración de la información, caídas del sistema, ataques de "hackers" y virus.

Existen riesgos financieros, por la concentración de inversiones y falta de control en la administración de los recursos; riegos legales, que se desprenden de las posibles demandas que reciba la compañía por temas laborales, incumplimientos de contratos pedios y garantías. Las empresas pueden enfrentar serías crisis que afecten su imagen, por hechos denunciados por lo clientes a través de las redes sociales o desafortunadas declaraciones, que generen rechazo colectivo, dadas por los directivos a los medios de comunicación. Un accidente que afecte el entorno de la compañía o el medio ambiente en general, como en el caso de la barcaza de la Drummond, puede traer consecuencias nefastas para la organización. Siempre existirá el riesgo de que las estrategias de la competencia nos hagan perder mercado y que cambios en las costumbres de los clientes, derivadas de novedosos desarrollos tecnológicos, anulen las ventajas competitivas de nuestros productos. Existe también la posibilidad de que se presente un cambio en la legislación tributaria y que nuevas exigencias de tipo ecológico nos obliguen a detener la producción, mientras hacemos cuantiosas inversiones para disminuir emanaciones o vertimientos.

Un cambio en los aranceles de importación, puede encarecer las materias primas que requerimos, obligándonos a ajustar el precio de nuestro producto. Aunque las condiciones en Colombia son bastante estables, siempre existe el riego cambiario, que puede no solamente anular nuestras ventajas competitivas, sino incrementar desmedidamente el monto de las deudas adquiridas en moneda extranjera.

La seguridad completa no existe, pero un cuidadoso análisis de todo aquello que amenaza nuestra seguridad, subsistencia y crecimiento, es fundamental para prevenir hechos que más adelante podríamos lamentar.

Fuente: http://www.larepublica.co/

Fecha: 21 de Enero de 2014
Califique esta publicación
Puntuación: 3 / Votos: 1

Area de comentarios

Deja tu comentario:

 COLOMBIA        COSTA RICA         ECUADOR       EL SALVADOR       GUATEMALA       MEXICO

                           PANAMA         PARAGUAY         PERU        REPUBLICA DOMINICANA         URUGUAY