La ruta de la droga Zeta: De Venezuela a Inglaterra

BRUSELAS (apro).- El cártel de Sinaloa y Los Zetas controlan ya el tráfico de la cocaína latinoamericana a Europa, a donde la transportan en contenedores que parten de puertos venezolanos, sostiene un informe elaborado para la Comisión Especial del Parlamento Europeo sobre Crimen Organizado, Corrupción y Lavado de Dinero, que fue creada en marzo de 2012 para investigar la infiltración en la Unión Europea (UE) de la delincuencia organizada y proponer medidas para combatirla.

Los narcotraficantes mexicanos han diversificado sus rutas a ese continente y han comenzado a operar a través del puerto inglés de la ciudad de Liverpool, por donde introducen cocaína a Gran Bretaña y al resto de Europa, afirma el reporte de ocho páginas, y agrega que existe una "estrecha colaboración" con los grupos criminales locales, encargados de la distribución interna de la droga.

Elaborado por el eurodiputado del grupo del Partido Popular Europeo Agustín Díaz De Mera, quien fue el director general de la policía española entre 2002 y 2004, el reporte asegura que el citado puerto inglés se ha convertido para los cárteles mexicanos en una alternativa a las rutas de trasiego de drogas en África Occidental, que eran las principales puertas de entrada para la cocaína en Europa y que en la actualidad son fuertemente patrulladas.

"La ruta de la Península Ibérica se ha vuelto demasiado riesgosa y en la ruta alternativa, vía África, las autoridades reforzaron la vigilancia, lo que ha obligado a los cárteles a mover sus operaciones al norte de Inglaterra, por lo que el puerto de Liverpool se ha transformado en un centro del tráfico de la cocaína", expone.

Precisa que el río Mersey, el afluente por el que se llega a la zona portuaria de Liverpool y cuya extensión es de 113 kilómetros, es una de las vías más utilizadas del mundo para el transporte de contenedores.

El puerto siciliano de Palermo, en Italia, conforma otro centro de una nueva ruta del narcotráfico mexicano para ingresar drogas al mercado europeo, señala Díaz de Mera, quien informa a la comisión especial del Parlamento Europeo que una investigación, que duró 10 años, fue efectuada por las autoridades italianas y reveló vínculos entre cárteles mexicanos y mafias italianas "para trasladar cargamentos de cocaína por el Océano Atlántico".

En ese sentido, plantea que los traficantes mexicanos "están ampliando sus alcances del otro lado del Atlántico como las organizaciones colombianas del narcotráfico, que han sido dejadas progresivamente fuera del comercio", y recalcó que la conexión con las mafias de Italia "es clara y demuestra el grado en que México se ha convertido en un actor vital de la cadena de abastecimiento de cocaína no solamente en Estados Unidos, sino también en el comercio global de la droga".

Recuerda a los otros 44 miembros que, como él, integran la comisión especial, que el precio de la cocaína es más "atractivo" para los traficantes mexicanos en el mercado europeo que en el estadunidense: un kilo de la droga cuesta en Nueva York entre 28 mil y 38 mil dólares, mientras que en Italia su valor asciende a 63 mil dólares, además de que, asegura Díaz de Mera, Europa es considerado "un mercado aún por explotar".

Relata que la Agencia Antidrogas estadunidense (DEA) documentó recientemente los nexos entre los narcotraficantes mexicanos y grupos criminales de Mozambique, la República Democrática del Congo, Gana y Nigeria, y, en particular, el cártel de Sinaloa, que comanda Joaquín El ChapoGuzmán, "conserva conexiones no sólo en Europa sino también a lo largo de América Latina, África, Asia y Australia, donde se ha desarrollado un floreciente comercio (de cocaína) en las ciudades del país".

Y analiza: "La demanda europea de cocaína, la cual ha crecido dramáticamente en la última década, aparejado con las pujantes rutas de tráfico a través de África Occidental y Europa, ha permitido a los grupos italianos del crimen organizado meterse a la cama confortablemente con los cárteles mexicanos".

En ese marco de hechos, el documento, fechado en septiembre de 2012, asegura que "la apertura de nuevas rutas y las tendencias del tráfico de cocaína a través de puertos de la Unión Europea han desatado una guerra" entre cárteles rivales, pero no ofrece más detalles al respecto.

En una información que no menciona el reporte de Díaz de Mera, el 16 de mayo de 2010 el periódico británico The Observer publicó un amplio reportaje (que reprodujo Proceso) en el que, citando una fuente de la policía mexicana y al subdirector de la Agencia contra el Crimen Organizado de Reino Unido, Neil Giles, confirmó que los narcotraficantes ingleses habían establecido "contactos directos" con el Cártel de Sinaloa y Los Zetas y que, "con seguridad", ya había sido despachada cocaína a Liverpool desde puertos de Venezuela, cuyo acceso "controlan Los Zetas".

Según el reportaje, tras el asesinato en noviembre de 2007 de Colin Smith El Rey de la Cocaína, una nueva generación de criminales ingleses caracterizados por ser despiadados, violentos y mejor armados que sus antecesores -y encabezados por un sujeto conocido en el bajo mundo como El Ave de Presa-, había intentado recuperar el control del tráfico de cocaína en España, una de las rutas más lucrativas del mundo.

Al ser ignorados por los "agentes e intermediarios locales" (colombianos, españoles y algunos nativos de Liverpool), se cerró el flujo de cocaína sudamericana vía África Occidental y España a los traficantes ingleses al mando de El Ave de Presa, por lo que decidieron abrir una conexión directa con los cárteles mexicanos, ya que, además, tenían problemas con el cártel colombiano de Cali que los abastecía.



Fuente: http://www.proceso.com.mx/

Fecha: 15 de Julio de 2013
Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0

Area de comentarios

Deja tu comentario:

 COLOMBIA        COSTA RICA         ECUADOR       EL SALVADOR       GUATEMALA       MEXICO

                           PANAMA         PARAGUAY         PERU        REPUBLICA DOMINICANA         URUGUAY