Empresarios de la Costa buscan blindarse contra la caída del dólar

El afán por evitar cualquier tipo de maniobra especulativa frente al dólar llevó a las grandes empresas exportadoras de Barranquilla a buscar medidas para blindarse contra los efectos de la devaluación.

"Nosotros nos protegimos. La mayoría de usuarios de la Zona Franca (ZF), los grandes, se protegen", dijo el empresario Cesar Caro, presidente de la ZF.

Caro explicó que el año pasado los exportadores con mayor solvencia pactaron el valor del dólar que manejarían para el 2012. Así la tasa de cambio baje, dicha negociación de derivados financieros permite reducir el riesgo cambiario.

Sin embargo, los pequeños exportadores no corren con la misma suerte. No tienen cupo en los bancos y no pueden lograr este tipo de acuerdos. Al no poder contar con esta protección, se convierten en los más afectados pues con la revaluación del peso colombiano sus productos se encarecen en el mercado internacional.

Los "capitales golondrina". Son aquellos recursos que llegan a Colombia aprovechando las altas tasas de interés, pero no se quedan por mucho tiempo, "salen volando". Según los gremios económicos, conduce a una apreciación de la moneda, cifra que se rige por la oferta y la demanda. Por esto, una de las peticiones de los empresarios en la reunión del pasado martes con el presidente Santos, fue que estos capitales se queden en el país al menos un año.

Eduardo Blanco, gerente regional de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Análdex, sostuvo que en la reunión con el Presidente de la República hubo varios comentarios. Uno de ellos fue pedirle al Gobierno que baje las tasas para evitar ese tipo de circunstancias. También se habló sobre disminuir las prestaciones sociales y el tema del mercado laboral.

?La inversión extranjera que nos está ayudando, producto del sector minero-energético, hace que haya revaluación del peso colombiano. Ya estamos en el horizonte de US$15.000 millones y queremos tratar de usar estos mecanismos para llegar a otros sectores?, dijo Blanco.

La revaluación de nuestra moneda está por encima de países que los exportadores consideran sus competidores, tales como Brasil o México. "En la medida en que nuestra moneda se revalúe, menos oportunidades van a tener nuestros productos de entrar al mercado internacional pues serán mucho más costosos", agregó Blanco.

datos de la costa. Las mayores exportaciones del Caribe son petróleo y carbón, productos que hacen parte del grupo de exportaciones tradicionales en el país y que según datos oficiales del Departamento Nacional de Estadística, Dane, crecieron en Colombia en un 56,0% el año pasado, con corte a noviembre de 2011.

Este incremento se debió precisamente al aumento de las ventas de petróleo y sus derivados, que crecieron 68,5% en valor y 22,4% en volumen.

Por la aduana de Cartagena se tramitó el 70,1% del valor total de las exportaciones tradicionales del país en el período mencionado; 11,0% por la de Santa Marta y 8,9% por Riohacha.

El sector no tradicional de la Costa se encuentra deprimido pues las ventas a Venezuela se han caído. Por lo anterior, los exportadores buscarán abrir mercados en los países del triángulo norte (Guatemala, Honduras y El Salvador), Chile y México.

Por su parte, el director seccional de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, Alberto Vives, coincidió en que la revaluación afecta significativamente al sector exportador.

?La tasa de cambio con una volatilidad muy alta, asociada a la incertidumbre de los mercados internacionales por problemas de la Eurozona y demás países, afecta en general todos los mercados cambiarios.

"Brasil y los demás mercados se han visto afectados por la volatilidad. En los primeros meses se ve una tendencia revaluacionista que es tradicional, seguida por una alta devaluación. Eso paso el año pasado, y eso es casi que cíclico", aseguró Vives.

El dirigente gremial añadió que la inversión extranjera directa genera revaluación.

Inversión. Colombia es el quinto país en el mundo en donde más creció la inversión extranjera directa, según datos revelados el miércoles durante la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo, Unctad.

El informe sostiene que dicha inversión creció un 113,4% entre el 2010 y el 2011.

Latinoamérica y el Caribe fueron la regiones en las que más aumentaron estas cifras en 2011, cerrando con un total de US$216.400 millones.

La revaluación puede tener efectos positivos para los consumidores y las empresas con deudas en el exterior, pero tradicionalmente es mayor la preocupación por la pérdida de empleos en los sectores exportadores. La valorización actual del peso está asociada con la entrada de divisas al sector minero energético, producto del auge de los ?commodities? y a la crisis de los países desarrollados, que ha debilitado sus monedas.

Los "capitales golondrina", contrario a lo que algunos sectores afirman, no parecen tener un efecto tan marcado por los bajos montos de estos que llegan al país.

Este será un fenómeno con el que seguiremos conviviendo por algún tiempo, y por eso la tasa de cambio debería dejar de ser una preocupación para el país, que debería concentrar los esfuerzos en otras tareas. En el largo plazo hay asuntos más trascendentales para poder competir. Entre ellos, la acumulación de capacidades en términos de capital humano, infraestructura y tecnología, el desarrollo de esquemas de cobertura financiera y la búsqueda de nuevos mercados, que superan de lejos los efectos que puede tener una tasa de cambio competitiva.

 Por: www.elheraldo.com

Fecha: 27 de Enero de 2012
Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0

 COLOMBIA        COSTA RICA         ECUADOR       EL SALVADOR       GUATEMALA       MEXICO

                           PANAMA         PARAGUAY         PERU        REPUBLICA DOMINICANA         URUGUAY