Posible recesión no golpea exportaciones del país a Europa

Con todo y la incertidumbre que ha generado la evolución de la crisis de deuda soberana en Europa, y en momentos en que cada vez son más fuertes las preocupaciones ante una posible recesión, el comercio colombiano con esa región pareciera no enterarse.

Las ventas a la Unión Europea completan un aumento de 76 por ciento entre enero y septiembre de este año -según datos del Dane- al totalizar 6.351 millones de dólares.

Esto, sin contar con otros 831 millones de dólares que se venden a otros países del Viejo Continente que no hacen parte del bloque.

Y, al ver la foto de los últimos meses, no hay evidencias de desaceleración. Sólo en septiembre, el incremento en los despachos a Europa fue de 88,5 por ciento, en agosto había sido de 64,5 por ciento y en julio fue de 208 por ciento.

En conjunto, los países de la Unión Europea compran el 15 por ciento de las exportaciones colombianas, con lo cual su participación aumentó tres puntos porcentuales en un año.

No es un secreto que se ha mantenido la concentración en materias primas como petróleo y carbón, tanto así que el 68 por ciento de las ventas al bloque corresponde a combustibles.

Si bien es cierto que en lo corrido del año los precios de los commodities se han mantenido altos, la verdad es que el incremento también obedece a un aumento en los volúmenes enviados.

Pero esto no sólo aplica para los tradicionales, pues en los últimos meses se ha hecho evidente un incremento en los envíos de bienes de los grupos de alimentos, bebidas y tabaco, productos químicos, plásticos, cueros, textiles, confecciones y otro tipo de artículos.

Al desagregar los datos por país, el comportamiento es bastante heterogéneo. Las mayores cifras de comercio se registran con los Países Bajos, que se ha mantenido relativamente ajeno a lo que pasa en sus vecinos.

Hacia allá, las ventas rondan los 2.000 millones de dólares, 60 por ciento más que hace un año.

El segundo lugar es para Reino Unido, con 936,4 millones de dólares, más del doble que entre enero y septiembre del 2010. Lo sigue España, con 906 millones de dólares, 124 por ciento más que un año atrás.

Salvo el país ibérico, los volúmenes de comercio hacia los países que actualmente están en el ojo del huracán no son tan altos, aunque todavía reportan crecimiento.

Las ventas a Italia rondan los 600 millones de dólares, a Portugal son 39 millones de dólares y a Grecia son apenas 27 millones de dólares.

Ahora, la pregunta es qué tan sostenible puede ser esta tendencia en tiempos de tanta agitación.

Lógicamente el primer determinante del comportamiento de los próximos meses va a ser la evolución de la crisis, en la medida en que el comercio internacional suele ser el principal canal de contagio, al punto que ya la Organización Mundial del Comercio recortó su proyección de crecimiento del intercambio de 6,5 por ciento a 5,8 por ciento.

Aún así, todavía existen elementos que pueden jugar a favor, como que no todos los países de Europa se ven afectados de la misma manera.

Esto, sumado a que cada vez está más cerca la puesta en marcha del acuerdo de libre comercio con los países de la Unión Europea, y de a poco se están adoptando los TLC firmados con otros países, como Noruega, Islandia, Liechtenstein y Suiza.

LA BALANZA COMERCIAL SE INCLINA A FAVOR DE COLOMBIA

El volumen de ventas colombianas a la Unión Europea y demás países del Viejo Continente es cada vez más significativa, de tal forma que la balanza comercial se inclina a favor de Colombia.

Según las cifras del Dane, a septiembre había un superávit comercial con esta región de 1.173 millones de dólares, en comparación con el desequilibrio de 380 millones de dólares que había un año atrás.

Y es que el incremento en los precios de los productos de exportación, principalmente de las materias primas, así como el aumento en los despachos de otro tipo de bienes, lograron compensar la gran cantidad de artículos ?tanto bienes de consumo como de capital? que el país está importando como consecuencia del incremento en la demanda interna y en los proyectos de expansión de las empresas nacionales.

No obstante, son más los países con los cuales la balanza comercial está desequilibrada. Como se recuerda, las compras externas de Colombia entre enero y septiembre de este año alcanzaron los 5.177 millones de dólares. Los principales proveedores en Europa son Alemania, Francia e Italia.

En cambio, los mayores superávit están justamente con quienes compran los mayores volúmenes de bienes colombianos, que son Países Bajos, España, Reino Unido y Bélgica.

Por: www.portafolio.co


Fecha: 24 de Noviembre de 2011
Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0

 COLOMBIA        COSTA RICA         ECUADOR       EL SALVADOR       GUATEMALA       MEXICO

                           PANAMA         PARAGUAY         PERU        REPUBLICA DOMINICANA         URUGUAY