Se ve a Colombia como un trampolín para saltar al gigantesco mercado de EE.UU

  Después de la larga espera de cinco años para que el congreso de Estados Unidos ratificara, el 12 de octubre pasado, el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia, los anuncios de empresas extranjeras para establecerse en el país comenzaron a salir a flote, pues eran ideas que estaban cocinando de tiempo atrás.

Las intenciones de invertir en Colombia se suman a las que ya se han venido concretando en los años recientes, principalmente para atender el mercado doméstico, que cuenta con más de 45 millones de consumidores, y algunos mercados de la región, dada la privilegiada posición geográfica del país.

Algunos ejemplos podrían ser suficientes para señalar el interés foráneo por llegar y 'plantar' raíces en Colombia: fabricantes chinos de tubos para la industria del gas y del petróleo, por un lado, y de ropa deportiva, incluido calzado, por el otro, han visto oportunidades de hacer negocios y están trabajando para aterrizar rápidamente esa iniciativa.

El presidente Juan Manuel Santos comentó hace varias semanas, en Santa Marta, que dos empresas colombianas recibieron grandes pedidos, luego de la ratificación del TLC. Una de ellas, Fanalca, recibió una orden por 100 millones de dólares que va a generar 1.000 empleos en Cali y 1.000 en Pereira.

"La otra empresa, GEF, estaba perdiendo mercado en Centroamérica y sus directivos indicaron que muchas firmas de esa región quieren que la industria colombiana les fabrique sus productos, por la competitividad y la calidad de la mano de obra colombianas", agregó el mandatario.

Lo importante de esas inversiones es que ven a Colombia como un trampolín para saltar al gigantesco mercado de Estados Unidos, aprovechando el TLC bilateral, que se espera que entre en vigencia, probablemente, en el segundo semestre del 2012.

Precisamente, uno de los objetivos del acuerdo comercial es atraer inversionistas extranjeros para que produzcan, creen empleos en Colombia y exporten a Estados Unidos sin el pago de aranceles, que es la apuesta de los mencionados fabricantes chinos y de otros países.

Países asiáticos como China o Pakistán, el primero un gran proveedor de manufacturas a Estados Unidos, han ido perdiendo una de sus grandes ventajas, que es la mano de obra barata, por lo que, después de la ratificación del TLC Colombia-Estados Unidos, a los confeccionistas colombianos se les ha generado una gran expectativa de llegar a ese gigantesco mercado, dijo el presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero.

Esa mayor probabilidad de vender productos de la confección a los consumidores estadounidenses está acompañada del interés de empresarios extranjeros del sector de invertir en Colombia y aprovechar el TLC para facturarlos sin gravámenes arancelarios.

La presidenta de Proexport, María Claudia Lacouture, dijo que en lo corrido del 2011, hasta septiembre, la entidad contaba con 43 proyectos certificados de Inversión Extranjera Directa (IED), cuya inversión en los próximos cuatro años se estima en 1.089 millones de dólares y la creación de 15.212 empleos directos e indirectos.

La promoción de Colombia en el exterior para atraer inversionistas, que es una de las funciones claves de Proexport, está siendo sometida a algunos ajustes para adecuarla a las nuevas circunstancias y comenzó a aplicarse hace un mes en Canadá, con la realización en Toronto de la macrorrueda de negocios con empresarios de este país.

"Convocamos inversionistas de toda Canadá, desde Vancouver hasta Montreal, para presentarles las oportunidades de inversión en Colombia", manifestó el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados.

Para ello, agregó, además del argumento del TLC colombo-canadiense con capítulo de inversión, mostraron el buen comportamiento macroeconómico de Colombia, el grado de inversión que se recuperó este año y el reconocimiento de la Ocde como uno de los mejores países en el mundo compatibles o amigables con la inversión extranjera, ratificado recientemente por el Banco Mundial con el salto de cinco puestos en el Doing Business.

El presidente de Analdex (gremio de los empresarios vinculados al comercio exterior colombiano), Javier Díaz, señala que "Colombia no ha sabido venderse en el exterior" y esta es una tarea que hay que hacer para aprovechar la potencialidad de los TLC.

Para el directivo, es necesario crear un banco de proyectos, para salir al extranjero con iniciativas concretas y presentárselas a los inversionistas, a los que "hay que apuntar con mira telescópica específica".

Eso es lo que, según Díaz-Granados, ya está haciendo el Gobierno. En Toronto, por ejemplo, estuvieron voceros de los ministerios de Transporte y de Minas presentando iniciativas y proyectos puntuales de esos sectores, como "parte de la estrategia de organización y coordinación dentro del Gobierno".

Igual sucederá este lunes para la convocatoria a inversionistas, aproximadamente 300, que se reunirán en Londres y a los que se expondrán proyectos en diferentes áreas. Con el Reino Unido ya existe un acuerdo de protección de inversiones, lo que hace aún más atractivo vincular recursos externos para producir en Colombia.

En Estados Unidos, agregó Díaz-Granados, ya tienen identificadas varias ciudades, como Nueva York, Chicago, San Francisco, Los Ángeles y Houston, que son claves para atraer inversionistas y a donde el país irá con estrategias muy precisas.

Muchas de las empresas que el Gobierno busca no venían al país por políticas internas, pues sus consejos directivos no autorizan inversión si no hay grado de inversión. Es el caso de los fondos de pensiones en Canadá, Estados Unidos y Europa, comentó el Ministro.

Según el presidente de Acolfa (gremio de los autopartistas), Camilo Llinás, para atraer inversión extranjera no se requieren TLC, sino estabilidad política y jurídica y condiciones laborales competitivas. "El TLC pueden ser un mecanismo de atracción de inversión, pero no es definitivo", dijo.

La seguridad física y jurídica, que existe en el país, es clave para vincular empresarios extranjeros, que quieren invertir aquí y traer tecnología y maquinaria de última generación. "Colombia pone su imagen y su mano de obra calificada y ellos exportan", expresó el presidente de Asopartes, Tulio Zuluaga.

Por: www.eltiempo.com

Fecha: 18 de Noviembre de 2011
Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0

 COLOMBIA        COSTA RICA         ECUADOR       EL SALVADOR       GUATEMALA       MEXICO

                           PANAMA         PARAGUAY         PERU        REPUBLICA DOMINICANA         URUGUAY